La asociación Territorio Bobal, homenajeada en la Fiesta de la vendimia de Requena

El pasado sábado 1 de septiembre y en el marco de la Noche del Vino que cada año se celebra en el Barrio de la Villa de Requena, nuestra asociación recibió un homenaje. Era un reconocimiento a su labor de difusión y a un trabajo que ha ubicado los lagares rupestres de Requena a un paso de ser patrimonio de la humanidad. El acto, muy emotivo, ha llenado de orgullo a cuantos formamos parte de esta organización. 

La celebración estuvo presidida por Celia Varea y José Antonio Cebrián que representaban, como Reina y Presidente, a la Asociación Fiesta de la Vendimia, la encargada de organizar este evento que ha llegado en este 2018 a su edición número 71. También estuvieron presentes los hermanos Alba y Fernando Gómez Roda, a quienes este año correspondió ser representantes de la asociación en el Barrio de la Villa en el que tiene lugar esa tradicional noche. Los cuatro, ataviados con sus trajes tradicionales, alabaron la tarea de nuestra organización y, lo más importante, animaron a la ciudadanía (y muy especialmente a los más jóvenes) a involucrarse en la tarea que nosotros desarrollamos y conocer y difundir un patrimonio cultural y paisajístico de enorme valor. Junto a ellos estuvieron también Olga y Mauro Expósito, reina y presidente infantiles, quienes tomaron nota y asumieron ya su parte de responsabilidad: son parte de Utiel y, además, nietos de Emilio Expósito, uno de los hombres más representativos de la vitivinicultura en la región.  

Carmen Pérez, presidenta de Territorio Bobal, fue la encargada de recoger la placa que nos homenajea y de ofrecer un pequeño discurso. Por supuesto, para agradecer el reconocimiento, pero también para reclamar todo el apoyo y el entusiasmo de la población local sin la que no es posible que nuestra tarea sea completa. También para recordar que los trabajos que nuestra organización realiza tienen como objetivo final buscar la mejora real del territorio y de sus gentes.  

En el acto estuvieron también presentes el alcalde de Requena, Mario Sánchez, y la concejala de festejos de la localidad, María José Arroyo. En representación de la D.O. Utiel-Requena asistió su secretaria, Carmina L. Cárcel. También estuvieron presentes Gabriel Mata, presidente de la Mancomunidad del Interior Tierra del Vino y alcalde de Camporrobles y Luis Francisco López, alcalde de Venta del Moro. 

La Fiesta de la Vendimia de Requena es una de las más antiguas de toda España y está concebida como un evento para exaltar el vino, el motor económico del municipio y su constructor de identidad. Durante esta edición de 2018, la localidad ha gozado de un completo programa de actividades que se han celebrado durante casi dos semanas, entre el 22 de agosto y el 2 de septiembre. Ahora, terminado el momento de la fiesta, ha comenzado ya el momento de salir el campo y comenzar una cosecha que este año se espera excelente.